[…] turn and face the strain

Posted on abril 18, 2008

1


Hoy me alarmó darme cuenta de la cantidad de nuevos modelos de autos que circulan en mi ciudad. No es que sea fan de los autos, todo lo contrario, pero eso me hizo pensar en todas las cosas que he visto cambiar en lo que llevo de vida. Así es, el simple hecho de ver violentada mi rutina visual de volchitos, jettas y golfs, por una horda de “optras”, “tornados” y “calibers”, me desbalanceó emocionalmente.

Desde hace mucho tiempo estoy en la búsqueda de un sistema para darme cuenta del momento exacto en el que me vuelva viejo, y creo que esta clase de schocks rutinarios pueden ser la clave. La versión 1.1 de mi sistema es la siguiente: anotar en una lista todas las cosas que me he dado cuenta han cambiado en la vida, y cuando sean tantas que no pueda recitarlas de memoria sabré que es hora de comprarme un Porsche rojo y conseguirme una novia con el pelo oxigenado.

Esta es la lista V. 1.!

1. La sustitución de mis heroes de acción Jean-Claude Van Damme , Wesley Snipes, Steven Segal, Michael Dudikuff, Danny Glover, etc., por otros mucho menores.

2. Lo de los modelos de los autos (y también sus placas, los taxis han cambiado según yo como tres veces en 2 años).

3. La disminución de la popularidad de Stephen King y la disminución en la calidad de los capítulos de Los Simpson (me atrevería a sostener que son dos fenómenos relacionados).

4. La sustitución de los masculinos e hiper violentos G.I. Joe, por Ken-esques-so-called “Action Mans”, que se limitan a cazar tiburones.

5. La situación económica de China.

6. Mi situación económica.

4. 203 configuraciones políticas de las repúblicas ex-soviéticas.

16. Dos Papas (sumos pontífices, no es falta de ortografía).

17. El precio de los cigarros (de 8 a 25 pesos), y del petroleo (de treinta y tantos a más de 100 dólares por barril).

18. El tamaño de los envases de refresco: cuando era pequeño comprar un refresco “grande” significaba traer uno de 1.5 litros, hoy eso implica una garrafa de 3.

Hasta ahora es lo que tengo, dejando obviamente de lado las cosas que cambian todos los días, en especial la tecnología.

Anuncios
Posted in: Uncategorized